martes, 15 de mayo de 2012

FRACTURA POR AVULSIÓN DE LA CRESTA TIBIAL


            Llamamos cresta tibial al promontorio óseo que existe en la cara craneal de la epífisis proximal de la tibia (cara delantera, de la parte más cercana a la rodilla de dicho hueso).
            Durante el crecimiento, esta cresta está unida a la tibia por una delgada línea de crecimiento llamada fisis cartilaginosa que es muy frágil, y susceptible a lesiones. Además, es el punto de inserción del tendón rotuliano, del cual tira todo el cuádriceps femoral.  Estas dos características determinan que ante determinados traumatismos en perros jóvenes,se produzca la separación total y el desplazamiento de la tuberosidad tibial. Es lo que se llama avulsión de la cresta tibial.
            El paciente modelo en el que buscaríamos este tipo de fractura sería un animal inmaduro, en crecimiento, con historia (o no en algunos casos) de traumatismo en extremidades posteriores, y con claudicación sin sostén de peso.
           

Se aprecia el desplazamiento hacia dorsal (arriba) de la porción afectada , dejando una separación muy pronunciada entre la tibia y la cresta.

 


                Durante la exploración, encontraremos inflamación en la zona proximal de la tibia, por debajo de la rodilla. Habrá dolor a la palpación de la cresta tibial, y reticencia al movimiento de flexión y extensión de la rodilla. Para confirmar el diagnóstico, lo más común es recurrir a una radiografía latero-lateral de la rodilla.
            Conseguido ya el diagnóstico, lo primero será reducir la inflamación y el dolor en la zona mediante analgésicos-antiinflamatorios, e inmovilizar la extremidad hasta que se determine la mejor manera de solucionar la fractura. La inmovilización será con un vendaje Robert-Jones, que cambiaremos a diario en caso de tener una fractura abierta.
            Para la resolución de esta patología, se puede elegir entre una inmovilización de la extremidad con escayola, o cirugía para la inmovilización interna con alambres de Kirschner cruzados y cerclaje, o con tornillos. De las dos posibilidades, la de mayor éxito es la cirugía, pero también es la que puede afectar al funcionamiento fisario, es decir, de las líneas de crecimiento. Por eso, de inclinarnos por la opción quirúrgica, lo recomendable sería retirar la fijación una vez normalizado el foco de fractura.
            El pronóstico es bueno en la mayoría de los casos, siempre y cuando se opere o se inmovilice la extremidad en el menor tiempo posible, y que no haya complicaciones de ningún tipo.
           


                                                                                                                   

10 comentarios:

  1. cuando operaron a mi perro de esta cirugía le pusieron agujas kirschner y una banda de tensión. Le pregunte al dr que si era necesario retirar y me dijo en su experiencia nunca había retirado los implantes,no sabia si los dueños ya no habían querido invertir, o si las mascotas ya no tenían problemas.
    Mi amigo esta bien, apoya casi por completo y ya tiene dos meses que fue intervenido. Pero la pregunta es que si hay algún inconveniente en dejarlo con las agujas.
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. En primer lugar, pedirte disculpas por responderte con tanto retraso, pero en ocasiones es muy difícil compaginar el trabajo en clínica con el de bloggero.
    En segundo lugar, y respondiendo a tu pregunta, casi siempre se dejan las agujas. Solo se revisan en animales muy jóvenes que están en crecimiento, y se retiran solamente en caso de que interfiera con el desarrollo o le cree problemas de dolor.
    Si cualquier método de fijación interna (como las agujas) diera problemas de rechazo o infección, lo daría en los primeros días post-quirúrgicos. Si después de dos meses no ha habido problemas, me olvidaría de las agujas y me centraría en la rehabilitación de la extremidad.
    Espero que haya respondido a tu duda. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Y que precio tiene esta intervención? porque resulta que yo tb tengo que operar a mi gordo de eso y solo tiene 5 meses!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento pero los precios dependerán de la técnica utilizada, gravedad, zona geográfica, etc. No te puedo dar un precio fijo.

      Eliminar
    2. Tiene algún correo electrónico donde le pueda contactar? No es para ninguna consulta veterinaria.

      Eliminar
  4. Hola, tengo a mi perro con esta misma situación pero queria consultar lo siguiente. Hace un mes y medio fue diagnosticado con esta fractura pero me dio miedo operarlo pues me dijeron que era riesgosa y podía no quedar caminando bien y aparte de eso muchas veces había problemas con el crecimiento. Decidí no operarlo aunque los primeros días se usaron las vendas Robert Jones a la semana se le quitaron y todo este tiempo de casi dos meses ya ha estado caminando y corriendo como si nada. El día de ayer empezó a cojear de nuevo y tiene la rodilla inflamada. Quería preguntar que es lo mejor en mi caso. Gracias

    ResponderEliminar
  5. Hola Rodolfo:
    en tu caso te recomendaría que lo volvieras a llevar a tu veterinario, ya que con vendaje e inmovilización durante sólo una semana, quizá la unión de los focos de fractura haya sido incompleta o deficiente, y por cualquier golpe, se puede haber fracturado de nuevo.
    La cirugía, realizando la técnica de forma adecuada, no debería de dar problemas al andar ni secuelas. Así es que si se te ha vuelto a fracturar, te recomedaría cirugía.

    ResponderEliminar
  6. buenas , a mi perro de cuatro meses le operaron hace dos semanas y cuando estaba recien operado , tenuiendo los puntos aun puestos, el perro apoyaba la pata sin problemas , al quitarle los puntos , despues deempezo a cojear y ha pasado casi dos semanas y no apoya nada la pata.estoy preocupado porque con los puntos estaba tan normal y ahora el pobre apenas anda, el veterinario me dijo que se le habia inflamado la zona pero yo veo que hay algo mas . podrias darme tu opinion? gracias de ante mano

    ResponderEliminar
  7. Sí es verdad que los primeros días la zona de la lesión sufre un proceso inflamatorio muy severo, pero por lo que me cuentas, ya ha pasado bastante tiempo, así que buscaría posibles complicaciones postquirúrgicas. Para salir de dudas, lo mejor sería repetirle una radiografía de la rodilla lesionada.

    ResponderEliminar